12/12/11

Año nuevo vida nueva.

Manejaba lentamente hacia la casa de su suegra, como queriendo no llegar nunca. Su mujer callada a su lado y atrás los chicos haciendo el kilombo de siempre. Cuando el calendario marcaba "Diciembre" la angustia se apoderaba de Francisco. El calor sumado al enloquecimiento de todos los habitantes de la ciudad que se iba potenciando a medida que se acercaban las fiestas, lo abrumaban. Las cenas obligadas o no, las despedidas en la oficina, los estúpidos balances y sobre todo su mediocridad para lograr cambiar algo de todo esto, lo sumían en un resentimiento creciente. Y ahora, la frutilla del postre. El festejo de fin de año en casa de su suegra. Otra reunión insoportable con un malón de familiares a los que veía solamente los 31 de diciembre. Familiares que no sabían nada de él y menos de la angustia que acarreaba. Lo peor era sin duda su cuñado. Ese hermano al que su mujer adoraba. El tipo la había pegado con un puesto político y "se fue para arriba" como decía su suegra. Autos importados de lujo y siempre una mina joven y llamativa a su lado. Y todos atrás de él como si quisieran comer alguna migaja de sus desechos. Ni siquiera tenía ideales y menos una orientación política definida. -Ni de izquierda ni de derecha, esas son etiquetas prehistóricas- decía con autoridad. Era su contracara. La imagen de lo que Francisco nunca sería ya sea por sus valores, o por sus prejuicios. O quizá por su incapacidad. Al llegar, todos estaban admirando su nuevo auto alemán, híbrido (ventaja inútil para este país) y a su nueva compañera. Una morocha de calendario de gomería. Su mujer empezó con las recomendaciones: que saque la cara de culo, que sea atento con su hermano, que se interese por sus cosas, que le pida una mano para conseguir un mejor trabajo, etc. etc. Respiró hondo pero era inútil. Todo transcurrió como siempre, es decir, los mismos ritos que se repetían como guiones de comedia barata. La novedad fue que su cuñado trajo una fortuna incalculable en pirotecnia y luego de las doce inició su función ante la mirada hiptonizada de la concurrencia. Algunas advertencias dio su suegra pero el maldito encendía todo tipo de fuegos artificiales hasta que finalmente por un error derivado de su propia soberbia, sumada a un exceso de alcohol, le provocó un accidente con graves quemaduras. El destino quiso que su mujer tuviera que llevarlo al hospital. Francisco manejando el "alemán", con la morocha de acompañante, debían seguirlos. La autopista estaba vacía, apretó el acelerador a fondo.
-Pelotudo, te lo digo por última vez. Ya van tres días, ¿me podés explicar qué mierda te está pasando por la cabeza?- la voz de su esposa en el celular sonaba desencajada. -Volvé con el coche y la chica esa. porque mi hermano cuando se entere te va a recagar a trompadas sino lo hago yo primero. ¿Qué es lo que estás haciendo inútil?
-¿No querías que me interese en sus cosas ? -Abrió la ventanilla, arrojó el celular, aceleró a fondo. No se olvidó de la mano en la entrepierna de la morocha.....esto de la caja automática era un sueño.

54 comentarios:

  1. Evidente la fidelidad de la morocha... a los autos alemanes.

    Saludos, Dany.

    ResponderEliminar
  2. ¿Será un opcional de fábrica....la morocha.?

    ResponderEliminar
  3. Qué placer...
    Ese momento en que tiramos el tablero a la mierda de una patada voladora, y no nos preocupa qué pasará cuando todo vuelva a decantar, debe ser impagable.
    Todos deberíamos tener un momento así alguna vez.
    Aunque sea una vez.

    ResponderEliminar
  4. Si Jazz......aunque sea una vez. Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Por eso mismo hay que tener SUMO cuidado con los deseos que pedimos a las doce o'clock,pasas de uva mediantes o no,todo puede hacerse realidad... ;)

    P.D.:Ahora la morochita no era ninguna lentejita por lo que parece y cualquier chofer la deja en la 'parada',eh?!
    jajajajajajajajajajaja

    BESITOP

    ResponderEliminar
  6. Me imagino el día después de Francisco, echado panza arriba mirando Crónica a la hora de la siesta con la típica nota en la puerta del Hospital del Quemado y lo nombran al cuñadito... bonus track =)

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¿¿La morocha se enganchó con el seco de Francisco??!!
    Miralo a Pancho.
    Seguro que tenía algo que compensaba la plata del cuñado.
    Seguro la bondad, no?

    ResponderEliminar
  8. eso se llama acabar bien!
    y metiendo la mano en mejores lugares que una lata!

    un capo Francisco, para patear el tablero! y usté para contarlo.
    un beso

    ResponderEliminar
  9. qué bueno tu relato
    las fistas familiares de estas son una garompa, por lo menos irse con premio, no?bien por pancho
    besos

    ResponderEliminar
  10. El auto alemán podría estarlo manejando Cuasimodo con lepra que la mano en la entrepierna de la morocha la tendría igual... parece, no???

    ResponderEliminar
  11. Uno la piensa y la repiensa, y el angelito prevalece... Alguna vez (y será UNA sola porque no habrá redención) prevalecerá el diablillo y la vida se va al zanjón.
    Pasando al relato en ficción, si el hermano "resucita" de sus quemaduras, que la chupe; que se haga cargo de sus sobrinos y listo.

    ResponderEliminar
  12. Lo que hacen los hombres por conseguir un automático!!!!!!!! Un auto con caja automatico... y bueno, otras cosas también, después de todo, la morocha en cuestión parece que tenía bien mecanizadas ciertas cuestiones.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Francisco Presidente, canejo! jajajajaja!

    Una morocha fácil, el machimbre quemado y ella se deja llevar así... no tendras el número a mano? jajajajaja! No, dale, pasalo!

    Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Ñeo este relato y evoco con una gran sonrisa la frase:
    "Cualquier semejanza con la realidad NO es coincidencia" Jajajaja!!!
    Le pegaste a varios pájaros de un sólo tiro, Dany! El garrón que son las fiestas, la parentela insoportable y las ganas de pegar un golpe de timón en la anodina vida cotidiana.
    Magistral, cuervín!
    Espero que a Francisco le duro "un par" de horas la morocha. Se lo merece!
    Besos fortineros!
    Bee.-

    ResponderEliminar
  15. Bonita historia, a veces las casualidades y un poco de determinación nos abren nuevas vías.

    ResponderEliminar
  16. Le caga el auto y la mina al cuñado, no le da bola a la mujer que juró amar...Algo de pasta de politico tiene. Ahora solo le falta hacer un aviso donde renuncia al subsidio...

    ResponderEliminar
  17. Esa sensación de embole, de tener que ir a esas reuniones donde uno no sabe que pinta, estuvo muy bien descrita che.
    Esperemos que Francisco se anime a mas, la mina y el auto son solo un detalle anecdotico (si ya sé, ud no lo adjetivaría asi, cerremos en "detalle" entonces), lo importante es saber aprovechar la oportunidad de mandar todo al carajo.

    Un beso
    No hay caso con los comentarios en su blog che ... soy Any de Remando

    ResponderEliminar
  18. qué quiere que le diga, no la veo a la morocha en ese papelito, porq al alemán hay que mantenerlo y me parece que el nuevo usuario no tiene conq hacerlo. Y si me permite le digo algo, aquí realmente el tamaño no es lo que importa, aquí lo que importan son los billetes

    besos

    ResponderEliminar
  19. Ya lo dice la famosa frase "billetera mata galan"

    Cuando la morocha se entera que Pancho esta seco lo cambio por otro y sigue su vida.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  20. bien hecho!

    era hora que ese hombre, se hiciera hombre!

    ResponderEliminar
  21. ¿Después? ¿Qué importa el después?, como dice el tango.
    La morocha lo va a pensar un poco mejor y enseguida vuelve arrepentida, vas a ver, total puede decir que la secuestró...
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  22. Jajaja la re hizo! Buena historia como siempre!

    http://barby-gs.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. muy buen relato!! cuando vuelva a nacer quizas aprenda a escribir como usted.
    Saludetes!!

    ResponderEliminar
  24. Eres un enamorado de la justicia poética. En la vida real seguro hubiera sido Francisco quién se habría quemado, mandado a ello por su mujer y su cuñado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Genialllllllllllllllllllll quiero a ese hombre a ese de novio, quiero alguien despierto, que se haya despertado, ese es el valor...de alguna manera mas de muchos hemos andado dormidos y asi uno sabe que no hay nada mejor que ya haber andado por lugares a los cuales no se quiere volver , de esa manera uno no cae ya ni por casualidad.

    Abrazo muy grande Dany!

    ResponderEliminar
  26. que lástima, dany.
    que lástima que tan buen relato se vea opacado por un modelo alemán de esos que todos sabemos que vienen con rubias, morenas o pelirrojas a elección incorporadas. como ciertos yates.
    si hasta el catálogo lo muestra...

    abrazo
    f

    ResponderEliminar
  27. Aveces también tengo ganas de huir de la navidad jeje interesante historia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Me gusta esa huida! Animarse a mandar todo al demonio (no quiero puteaar) jajaja Estoy cada vez mas cerca de un momento asi! (ojo, no lo digo por el auto ni por la morocha obviamente jaja vos me entendés) Beso!

    ResponderEliminar
  29. Si, soy un reivindicador de la justicia poética. Releyendo algunas entradas me doy cuenta que personajes tristes y aburridos se convierten en héroes al menos por algunas horas en mis relatos.
    Y también es cierto que muchas veces uno pasa por la vida sin animarse.....
    Yo por ejemplo este 31/12 no voy a comer ensalada rusa....ni pollo. Y no voy a saludar a un familiar deleznable! Revolución carajo mierda!!

    ResponderEliminar
  30. Hizo muy bien Francisco. Yo si pudiera arrancaría diciembre entero del almanaque!!!

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  31. como dice, más arriba, Leviatan, en cuanto la morocha vea que el flaco no tiene un mango, lo deja colgado a él también... pero, mientras ésto no suceda, Francisco la va a pasar bien...
    El problema va a ser "el día después"...
    en fin... a nosotros nos gustan las fiestas...
    Lindo relato, dany...!!!
    besos

    ResponderEliminar
  32. Hasta llegar al final me pareció un retrato -muy bien llevado, por cierto- de muchos "Franciscos", pero el final... El final es bien Dany, jajajajaja, me encantó!


    J&R

    ResponderEliminar
  33. Caia con fiaca de loguearse15 de diciembre de 2011, 0:27

    :), lástima que mis Franciscos sean tan boludamente cobardes. Saludos, estimado!

    ResponderEliminar
  34. Genial historia!
    Cada uno es tan feliz como se ATREVE a serlo.
    Besooos

    ResponderEliminar
  35. ¡Volvió a salir en Oblogo! Todo un orgullo, no puedo menos que felicitarlo. Me acabo de enterar aquí, lamentablemente, ando colgada con esa gran revista. Y han vuelto a publicar uno de mis notables comentarios Jajaja.
    Saludos, que ande más que bien.

    ResponderEliminar
  36. Qué genial!!! no sabía yo cómo acabaría esto, ya estaba sintiendo cierta desolación, cierta amargura por el relato, y obviamente el giro de la máquina alemana me provocó una sonrisa y un: bien! esaaa!!!

    jejej,

    besitos ;)

    ResponderEliminar
  37. A ver..........todos a reventar la monotonía de las fiestas!!! Sexo drogas y rock & roll!

    ResponderEliminar
  38. que bueno!!!!
    coincido con jou: sos un revindicador de la justicia poética! me encanta eso!

    y es cierto, la caja automática, garpa!

    estoy viva, si! jajaaa sobrevivo a mi falta de terapia!!!!! gracias por preguntar, sos un encanto!

    millón de besos!

    Lilux

    ResponderEliminar
  39. Nada que decir.....hace un par de dias que estaba estancado en 39. Ahora 40!!!

    ResponderEliminar
  40. Jingle bells, jingle bells, jingle all the way.!!!!!!!!!

    Nada. Para romperte un rato las pelotas navideñas, nomas, a vos que te gusta tanto.

    ResponderEliminar
  41. Y en la 70 también! Bien ahiiiiiii.

    ResponderEliminar
  42. Tengo acciones en OBLOGO!! Y ahora nos juntamos con Orsai !!!!

    No es la Navidad, Malena......es Buenos Aires en Navidad.....jaja

    ResponderEliminar
  43. Y que esperás? Vengan para Pehuajó. Hay fiesta navideña con pileta incluida.

    ResponderEliminar
  44. Me muero......eso si me reconciliaría con el pesebre. jaja.

    ResponderEliminar
  45. Nudista-pesebre no es una conjunción posible ni en la tierra de Manuelita!!!

    ResponderEliminar
  46. Hello superb website! Does running a blog such as this take a
    massive amount work? I've absolutely no understanding of computer programming but I was hoping to start my own blog in the near future. Anyways, if you have any recommendations or techniques for new blog owners please share. I know this is off subject however I just needed to ask. Appreciate it!

    Feel free to visit my webpage - appliance repair Temple Terrance

    ResponderEliminar
  47. I have read so many posts about the blogger lovers except this paragraph is really a
    good piece of writing, keep it up.

    Also visit my homepage; washer and dryer appliance repair Safety Harbor FL

    ResponderEliminar
  48. Good info. Lucky me I recently found your blog by chance
    (stumbleupon). I've saved as a favorite for later!

    My web blog; http://wilfredschul178394.blog.Hr/

    ResponderEliminar
  49. I am in fact thankful to the holder of this web site who has shared this wonderful article at at this place.


    Feel free to visit my blog ... Bench Craft Company advertising agencies

    ResponderEliminar
  50. I have read some good stuff here. Definitely price bookmarking for revisiting.
    I surprise how so much attempt you set to make the
    sort of magnificent informative web site.

    Review my web-site; bolton high school

    ResponderEliminar
  51. I read this article completely regarding the comparison of most recent and preceding technologies, it's amazing article.

    my web blog: test intelligenza

    ResponderEliminar
  52. Hi! This is my first comment here so I just wanted to give a quick shout out and tell you I genuinely enjoy reading your
    posts. Can you suggest any other blogs/websites/forums that deal with the same
    topics? Thanks a lot!

    Also visit my blog post :: appliance repair Valrico

    ResponderEliminar

Comenten ahora o callen para siempre