10/1/12

Ruleta rusa.

Vladimir pegó una fuerte pitada al puro. Se llevó el revólver a la sien. Nadie podría intentar describir un momento como éste en palabras. Pero si no lo hago yo, no hay relato. Miles de imágenes pasaban a velocidad por su mente. Lo cierto es que se estaba quedando solo y decidió que él no se la iba a arrebatar. Por eso aceptó la inconcebible propuesta de jugar ruleta rusa. Para no quedarse solo. Tal vez, la suerte echada en cinco chances sobre seis, le fuera favorable. O no. Con apretar una vez el gatillo se podría volar la sien. Transpiraba copiosamente. El sudor y el humo le nublaban la vista. Pero sabía que enfrente suyo, en la misma mesa, Anatoli esperaraba ansiosamente su turno. O no.Y más allá, recostada, Irina. Ella era el botín del juego mortal. Se concentró en el presente y comenzó a apretar el gatillo.....
Anatoli miraba intensamente a su hermano. Estaba llevando el revólver a su sien. Lentamente. Vladimir, por ser el mayor, tenía la desgracia de tener el primer turno. Él solamente tenía que aguardar el resultado: o el rostro de su hermano desencajado de alivio o sus sesos esparcidos por la mesa. Vladimir vivo esperando que él muera o Vladimir muerto e Irina definitivamente suya. Todo acontecía dramáticamente en cámara lenta. Si bien el odio en estos momentos  los cegaba,  comenzaba a sentir cierto arrepentimiento. Al fin y al cabo era su hermano. Su único familiar vivo. Por el momento, claro. Maldita Irina. ¡Maldita perra! Se concentró en el presente tratando de burlar al destino...
En el exacto  momento en que Vladimir gatillaba, Anatoli caía sobre él con la intención de desviar la bala que nunca se disparó. Rodaron por el piso riendo estruendosamente  y a los besos. Ya se ocuparían de Irina......uno la pasearía diariamente y otro la llevaría al veterinario. Ya verían.



Versión que no prosperó


En esta versión Anatoli y Vladimir juegan ruleta rusa. Pierden todo su dinero cuando Irina, la croupier,
"canta" dos нулевой ( cero)  seguidos. Anatoli y Vladimir se suicidan. Irina renuncia y pone un parripollo en Kiev.




42 comentarios:

  1. No dejo de agradecer los buenos deseos a la entrada "personal" anterior. Ahora sigamos....

    ResponderEliminar
  2. jaaa, me gustó también la versión que no prosperó... aunque entiendo que un motivo posible es que armar el fueguito para el parri en Kiev no debe ser muy rentable en invierno =)

    ResponderEliminar
  3. Terrible lo que un hombre puede llegar a hacer por una cola y una lengua húmeda...!
    O por una bella dama fatal de Rusia, de ojos grises y mirada lánguida, de labios hambrientos y alma dura. Da igual.

    ResponderEliminar
  4. Pedazo de cretino!!! Jajaja!!!
    Ya me estaba haciendo toda la película...
    Para colmo recién terminé de ver (por novena vez)"Promesas del Este" y estaba sensibilizada con el tema de la mafia rusa y vos me salís con esto...
    La versión que no prosperó está tremenda también!
    De sólo imaginar el parripollo en Kiev, me parto de la risa.
    Qué grande sos, maestro!
    Besos fortineros, papá cuervín!

    ResponderEliminar
  5. Qué relato dany! me dejaste sin palabras. Te aplaudo, puedo?

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  6. Bueh, para alguien sufriendo de calor, con una esposa que se la pasa rascándose todo el día (ché, que esté embarazada ya es un laburo...) te salió bien redondito el cuento!! Inclusive el bonus track! Abrazo y aguante! (algún día tendrás pileta...)

    ResponderEliminar
  7. q par de p..., me quedo con la versión alternativa que segun usté no prosperó

    besos, Dany

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja, final feliz!!! En cualquiera de las dos versiones, Irina no deja de ser una perra, che ;)

    FELIZ 2012, DANY!!!!!!!!

    Abrazo
    J&R

    ResponderEliminar
  9. Si que se toman las cosas en serio estos dos pollos jeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Спасибо другу Viejex!

    ResponderEliminar
  11. La risa siempre desinfla los momentos de tensión y eso es muy bueno!la versión que no prosperó tiene un cierre muy de su estilo Dany!!

    ResponderEliminar
  12. ja! Yo voy aponer un parripollo, y sí viste ahora, hay es tiempo de ser emprendedor! autónomía !basta de jefes!
    besoo

    ResponderEliminar
  13. ahra es tiempo de ser emprendedor autónomo, esa sería la frase ;)

    ResponderEliminar
  14. yo lo hubiera matado.
    las perras me pueden.

    ResponderEliminar
  15. es que los perros son mejores que muchos humanos... lo entiendo perfecto! :)

    ResponderEliminar
  16. Y en todo caso,¿a quién prefería IRINA?

    Porque será una perra pero no jodamos que ellos también tienen sus preferidos a la hora en que se les ocurre plantar sus intenciones,eh?! ;)

    P.D.:Siempre me sorprendés con tus finales,bien ahí!! :)

    BESOS A SUERTE Y/O VERDAD

    ResponderEliminar
  17. Finalmente, Irina los abandonó a ambos por un cosaco llamado Iván, propenso a la ingesta desmedida de vodka.
    Maldita perra malagradecida.

    ResponderEliminar
  18. Me la imagino a Irina mirándolos a uno y al otro alternativamente, torciendo su cabeza con ojos de noentiendonada!!!

    Genial Dany, caigo siempre! me sorprendés siempre, eso está buenísimo, jejej

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  19. Excelente, jaja.. nunca me imaginé la naturaleza de Irina. Me gusta mas la primera versión, hace al relato mucho mas desconcertante.

    Besos
    Claudia

    ResponderEliminar
  20. Era una perra??? Me comí un amague de terror!!!!!

    Mientras leía iba imaginando un comentario que involucraba a la voluntad de la pobre Irina y su derecho de elegir, blablabla...

    El parripollo en Kiev me parece un negoción!!!! Bien por la otra Irina!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Hola!!!
    Que juego cruel, bueno como es la vida...
    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  22. She´s a bitch...
    PD:Parripollo o Hot-Dogs??

    ResponderEliminar
  23. Este cambio de perra tiene otro sentido, por suerte se pusieron de acuerdo, que juegue la crupier a la ruleta rusa.

    Un beso Dany.

    ResponderEliminar
  24. El calor hace estragos en las musas, en las neuronas escritoras y en el traste que se apoya en la silla...

    ResponderEliminar
  25. Definitivamente, Intendente. Como diría Serrat......

    "Busqué, mirando al cielo, inspiración
    y me quedé "colgao" en las alturas.
    Por cierto, al techo no le iría nada mal
    una mano de pintura."

    ResponderEliminar
  26. El texto es genial, y la verdad que me dejo impresionada... nunca había pensado en ese momento... en el que se esta esperando ver a alguien morir... o morir...
    El final es buenísimo! siempre le das esas vueltas geniales.
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Les salió mal.debían haber muerto ambos por imbéciles.E irina danzar sobre sus cuerpos y patinar en el charco de sangre.
    lo lamento.
    el relato genial!
    abrazo

    ResponderEliminar
  28. Excelentísimo!
    Respecto de la nota anterior... soy rubia, me llega tarde el agua al tanque.... FELICITACIONES!!!!
    Un besote :)

    ResponderEliminar
  29. Versión Lobamarino.....para tener en cuenta. Y si....un par de imbéciles estos muchachones.

    Dana: gracias. Fijate que Lila.....tampoco
    lo "cazó"....pero al ser la primera tiene
    perdón. Gracias, un beso para vos.

    ResponderEliminar
  30. Lo mejor de relato, para mí, que si no lo cuenta vos, no lo hace nadie.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar
  32. He oído de gente que se ha matado por asuntos mucho más nimios. Una buena decisión la del final, siempre habrá tiempo para matarse por alguna otra estupidez.

    Muy bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Pucha, hubiese jurado que un parripollo en Kiev era negocio fetén fetén... el alma eslava es insondable.

    Saludos, Dany.

    ResponderEliminar
  34. hola como estaS? pasaba a saludarte!
    te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
  35. OMG...no sabia si seguir leyendo, porque la sangre y todas esas descripciones que me revuelven el estomago, puesss no son de mi agrado.
    Y yo que pensaba que aun habia hombres que se mataban por una mujer...y resulto ser que la mujer no era mas que un caniche toy ( claro esta la raza la puse yo )
    EXCELENTE!
    Besossssssss

    ResponderEliminar
  36. Desde los 2 grados de Londres, no veo cómo puede ser que tus musas estén incinerándose, pero el resultado no parece haberlas afectado.
    Espero que todo siga muy bien, mi querido amigo.
    Besos rusos.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uso esta nuevo cambio en blogger para contestarte.....
      Si. Todo sigue bien. Gracias!
      Andá a ver esas banditas musicales que andan por todos los suburbiossss!

      Eliminar
  37. Yo por mi perra voy hasta el final. Por una mujer, no estoy tan seguro. Así que para mí el relato es más bien lógico.

    Muy bueno Dany.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  38. ¡Me puse al día con tus escritos! Un gusto como siempre, éste en particular me dio escalofríos... hasta que cayó el final como balde de agua tibia, jaja.

    Un abrazo,

    Ana.

    ResponderEliminar

Comenten ahora o callen para siempre