2/3/11

Mario y María, en problemas.

Intentó abrir un ojo y no pudo evitar el gesto de dolor. Del otro nada veía ya que estaba tapado por un vendaje. Intentó moverse y los dolores se hicieron más agudos. Por lo que veía se hallaba en la habitación de una clínica o sanatorio. En soledad. Su celular cerca, sobre algo parecido a una mesita de luz. Trató de recordar los hechos previos. Sintió angustia y desesperación. Lloró. Nunca pensó que le iba a suceder algo como esto. Cuando le gritó por primera vez pensó que se le pasaría. Luego se acostumbró.  Después la constante agresión. También se acostumbró. Y cuando vino el primer golpe, ya era tarde. Siempre creyó que esta etapa terminaría. No fue así. Mintiendo en la oficina sobre su rostro amoretonado. -Me caí- decía tratando de fingir una sonrisa que era solo una mueca de espanto. Solo lo supo un amigo, el único que le fue quedando de tanto esconderse. -Andá a la comisaría ya- le recriminaba. -No, sabés como son los de la cana.  Me van a maltratar y no quiero pasar por eso.-contestaba.  También puso excusas para ir a un tribunal de justicia a hacer la denuncia. Se moría de verguenza. Volvió al presente, sus ojos húmedos, su dolor interno, sus costillas rotas. Sus hijos no lo sabían, tenía que preservarlos. Siempre podría ocurrir el milagro que cambie las cosas, pero el milagro no ocurrió y las cosas empeoraron. Cada vez más violencia.
De pronto el celular comenzó a sonar. Hizo un esfuerzo increíble para contestar. Era su cuñado - Mario, me escuchás? La cana detuvo a María porque le pegó con el matafuegos a un colectivero. ¿ Sabés algo ?- le preguntaba.  Hilvanó un "no" y dejó caer el celular.

26 comentarios:

  1. Pufffffffffffffff!

    El padre de un amigo era hombre golpeado y no podía creerlo, medía 2mts y pesaba 120kgs... la mujer la mitad, obvio!

    Este es el famoso "pegame y decime Mario"? Ah, no? No era así? de verdad? jajajajaja!

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. si hay algo en esta vida que me da muchísima pena y angustia es una mujer golpeada, mucho pero muchísimo más, un hombre...no sabría definirlo con palabras

    besos

    ResponderEliminar
  3. Y sí, de vez en cuando la taba se da vuelta y cae del lado contrario al esperado, no?
    Una pregunta para Mario: Tu casa tiene escaleras? Si son de madera, cera Suiza, si son de cerámico una alfombrita justo antes del primer escalón de arriba.
    Esperala abajo con cara de: Vení, a fajarme si sos guacha. La gravedad hará el resto...

    Si ya sé, mucho CSI...jajaja!

    ResponderEliminar
  4. Uf, que duro. Y parece que no, pero es muy real.
    El hombre golpeador abusa porque se sabe más fuerte. La mujer, porque sabe que el hombre no contestará el golpe.
    Al menos eso es lo que se puede observar en una primera mirada, pero siempre hay motivos mucho más profudos.

    Este también es un flor de tema para escribir según los ojos de la golpeadora!!

    ResponderEliminar
  5. Me sorprendiste. Y confieso que aunque el tema es serio mi primera reacción al conocer el final, fue una sonrisa.
    También existen casos como este.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Como dice Malena,es verdad parece que estas cosas no ocurren pero ocurren.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hay personas que simplemente son malas, no están enfermas, no tienen traumas, son así, y difícilmente pueden cambiar.
    Encima cuando las mujeres denuncian a veces la justicia es demasiado lenta o ineficaz...
    vaya rollo!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. El otro día a Alejandro lo liberaron los chorros. Hoy a Mario lo salva la cana. A la hora de imaginar héroes salvadores usted no tiene prejuicios, me gusta eso.

    Más allá de la seriedad del tema, el final fue sorprendente y me provocó una sonrisa como a dondelohabredejado.

    ResponderEliminar
  9. muy buen cuento Dany!!! Me gusta cómo cierra sus relatos, esa vuelta de rosca final tan necesaria. El tema es denso, sí y nunca dejo de sorprenderme cuando personas que uno no daría dos mangos por considerarlo violento/a viene siempre alguien y te desasna "Ese /a lo/la faja" te . rri.ble!!

    ResponderEliminar
  10. Buen giro. Aunque eso no era una mujer, era una psicópata. Y yo que me creo valiente, si le digo alguna vez a la mía: ¡No!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Tengo entendido que a pesar de ser mucho menos frecuente, es una situación que se da no pocas veces. Supongo que la vergüenza y la falta de previsión desde el Estado deben ser obstáculos difíciles de superar.

    Muy bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que es un tema delicado. Y el final solo fue para aliviar la tensión y para pensar un poco. Ya Viejex y ARN hicieron relatos con el tema en conjunto que me parecieron muy buenos. Es verdad, creo que le doy el giro al final como un desahogo, porque me meto dentro de los casos y me conmueven.

    Bienvenidas "dondelohabredejado" y "Caro Pe."

    A los demás visitantes asiduos, gracias. Los comentarios enriquecen.

    ResponderEliminar
  13. Tema jodido si los hay, pero muy bien llevado y ese final es de balcones llenos, mis felicitaciones exelente relato.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Es cierto que hay hombres golpeados y la violencia siempre es condenable, pero estadísticamente, la cantidad de mujeres golpeadas es ampliamente superior, como también es superior la cuestión física y la fuerza de un hombre.
    Esto me trae recuerdos del caso Barreda...al tipo han querido justificarlo diciendo que las mujeres de su casa lo maltrataban verbalmente...algo que nadie pudo probar porque las minas estan muertas. Ademas, el tipo, que era odontologo y tenia un buen pasar economico, se podria haber ido a la mierda y dejarlas a esas mangas de locas...pero eligió matarlas...no sólo a su esposa, sino a sus hijas. Y todavía hay gente que duda de si Barreda es viloento o es un pobre tipo...

    ResponderEliminar
  15. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    DETRAS DEL MURO

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  16. Violencia es violencia, venga de quien venga... Tal vez es menos frecuente pero igualmente terrible...

    Está bien abordado, me gustó

    Beso

    ResponderEliminar
  17. Bienvendios ADN (no todos son asesinos) La Novia y El Flaco. Tambien para Jose Ramón aunque me quede duda de su elogio general. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  18. El dolor de la violencia tiene que ser terrible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. y si, tambien existe la violencia contra los hombres, contra los viejitos, contra los ninios. lamentablemente.
    beso

    ResponderEliminar
  20. A veces nos parece increible que un tipo sea golpeado por su esposa pero es bien real y más frecuente de lo que imaginamos.
    Yo conozco a un tipo al que lo golpea la mujer.
    Bueno, no justifico la violencia pero ese caso, además de la mujer hay muchos haciendo cola para trompearlo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Buena realidad en un cruel relato. y si, no siempre al final es victima una mujer, hombres también lo son.
    Y la violencia no tiene genero, es simplemente violencia y no se justifica.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. ¡Dany! ¡Qué alegría encontrarte! No sabía que tenías un blog. Te vi en el blog de Mecha (Solo Niebla...) y mi sexto sentido me llevó a averiguar quién era el tal Dany. Para ahorrarte el trabajo de averiguar quien soy, te cuento que soy el cuervo Mario Sánchez.

    Me gustó mucho este cuento, aunque el final me resultó previsible. ¿Será que pensamos parecido?

    Mi esposa se llamaba María, pero jamás hubo violencia entre nosotros. No sé por qué me vi obligado a aclararlo.

    Con tiempo voy a ir leyendo lo que tan bien escribís. ¿Pepe Crow sigue condenado al destierro?

    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. "Pegame y decime Mario" clavó Pablo jajaja

    Las ironías de la vida.. por un lado o por otro todo vuelve, eso dicen.. eso creo.-
    Ami me indigna ese feminismo de "si un hombre te levanta la mano es un violento"
    Y las mujeres? Para mi es igual, igual de violento, igual de inaceptable..

    Besos Dany!

    ResponderEliminar
  24. Con buen efecto de shock viene ésta narrativa.
    Lamentablemente se dan codepencias.
    La gente debería aprender a tener la firmeza de enviar a sus verdugos por un tubo.
    Pero así es. La vida es perra y luego te mueres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si.....las codependencias son la cuestión. Abrazo!

      Eliminar

Comenten ahora o callen para siempre