25/2/12

Asesino puntilloso

Tres mujeres de veinte años asesinadas en menos de un mes. Demasiado para la ciudad. Todos los integrantes de Homicidios reunidos intercambiando ideas con la presión de las autoridades encima. Era su oportunidad. Horacio pasó años estudiando todo lo referente a los asesinos seriales y su comportamiento. Pero era nuevo en el departamento y tendría que esperar su turno. Cuando le llegó, no lo desaprovechó. -Señores, cuando hablamos de un asesino serial estamos hablando de alguien inteligente, metódico, calculador, repetitivo. Yo no me centraría tanto en sus características físicas sino en su "modus operandi". Son tan soberbios que siempre van dejando un pequeño rastro, una pista, porque en el fondo quieren ser atrapados-. Todos lo miraron con escepticismo pero Horacio tenía un as en la manga y prosiguió: -Hasta ahora nos centramos en si es zurdo, en su estatura, en su color de piel y en otros detalles pero no reparamos en esa pequeña pista de la que les hablo. Si vemos el orden de los asesinatos encontramos que la primera chica se llamaba Alicia, la segunda Brenda y Carolina la tercera. ¿Se dan cuenta? -preguntó altanero. Todos se miraron entre sí intrigados.
- Pero si es un A, B y C- dijo Horacio. La próxima víctima será una chica de veinte años cuyo nombre empiece con D. Busquemos en la computadora y sabremos de cuántas víctimas posibles estamos hablando-. Boquiabiertos ante la deducción todos se pusieron frenéticamente a conseguir los datos. En la ciudad había 100 chicas que reunían los requisitos. Nada tan fácil como conseguir hablar con las familias de todas ellas para alertarlas y ponerles una custodia a la espera de atrapar al asesino. Durante una interminable semana Danielas, Doras, Dalmas y otras, vieron como sus rutinas se alteraban por las precauciones policiales. Era el primer paso para que los asesinatos cesaran y tuvieran la tranquilidad necesaria para investigar otras pruebas. Todo gracias a Horacio. El nuevo cerebro del departamento de Homicidios. El asesino cometería un error y sería atrapado.
Las cosas fueron bien hasta que apareció el cuerpo de una chica de 20 años en un basural. Todas las miradas se dirigieron a Horacio. El asesino, en su casa, estudiaba los movimientos de su próxima víctima. Era inteligente, metódico, calculador, repetitivo. Apegado a las tradiciones. Soberbio, dejaba pistas. La última chica casi se le escapa. Charo, se llamaba.
                   

                                           

38 comentarios:

  1. El Payaso de Los Simpsons25 de febrero de 2012, 21:06

    Delikatessen...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Consecuencia de la decadencia de la educación argentina en estos últimos años. Horacio no se sabía bien el abecedario.

    Edit: y yo fallo en ortografía cada vez que comento ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Era un asesino que no había leído las últimas indicaciones de la Real Academia Española, la "ch" ya no existe más... Pero lo cagó a Horacio, que seguía atónito con la nuevas reglas en la mano.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, avisale que la "ll" tampoco, je.

    ResponderEliminar
  6. es que la RAE metió a los dígrafos ch y ll en su lugar así que bueno, este era un asesino no leyó el Panhispánico de Dudas desde el 2005 jajajaaaa saludos van Dany!

    ResponderEliminar
  7. Todo un modus operandi el de ambos!!

    P.D.:Claro que para HORACIO el precio a pagar por haberse salteado algún añito del polimodal tendrá otras consecuencias... =_=

    BESOS SIN SECUELAS ;)

    ResponderEliminar
  8. Bue-ní-si-mo, che! Se nota que Horacio miraba Criminal minds.

    ResponderEliminar
  9. 100 chicas nada más?? Más que una ciudad era un villorio, jeje!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ehhh 100 de veinte años con nombre empezado con D
      Esta chequeado jajajaj

      Eliminar
  10. pero cómo no tuvo en cuenta a la Ch, así no se puede, que lo vaya sabiendo Horacio!!


    besos Dany

    ResponderEliminar
  11. (Horacio, no toda la culpa es tuya. El tipo, además de asesino serial, juega sucio: Charo no es nombre sino sobrenombre.)

    Abrazo, Dany.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhhh habia pensado en Chola....Chichita....Chela.....pero deberia haber elegido Charlotte.
      Buena observacion!

      Eliminar
    2. Defiéndase, autor! "Charo" es nombre, juro!

      Eliminar
    3. Bien ahí seño!!! Un beso!

      Eliminar
  12. Quéhijodeputa!!! Me morí de risaaa... buenísimo =)

    ResponderEliminar
  13. Dónde se nos fue la Ch!! o la "che", al mismo lugar que la LL y la RR? Jodido encontrar un nombre que comienze con alguna de esas.
    Muy buen final. Al principio pensé que se venía otra "Asesino de asesinos" con Horacio como uno de los protagonistas.
    Andá preparando el libro, Dany!
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Jajaja!!! Está genial la historia!!!
    Y me cacho con el tema de la CH!!!
    Te dejé mensaje en el "bulín" que inaugurasate. CONGRATULATIONS!
    Y el azulgrana que ganó... Estás a full, Cuervín!
    Besos fortineros!!!

    ResponderEliminar
  15. Siempre buenos finales.
    Supongo que podrás respirar aliviado por una semana más, yo me salvé de los lamentos y las cuentas dividiendo por dos o por tres... Olimpo... Tigre... Unión... All Boys...
    besos
    ella

    ResponderEliminar
  16. Al menos eso le daba una pista interesante sobre la edad del asesino... digo haber aprendido el abecedario con la Ch es una buena pista...
    qué cosa, al final no hay crimen perfecto!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Aguante la ch que tanta sonoridad nos aporta! que sería de nosotros sin ella che?
    La verdad yo hubiera pasado a la D directamente, nombres con Ch hay poquísimos, salvo que encaremos para el lado de los sobrenombres: Chola, Chela, Chiche, Chacho ... menos mal que ya casi no se usan, son feítos.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Así no hay quién suba en su carrera profesional!

    Bien real y divertido.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Bueno a lo sumo podemos esperar que llegue a letras más difíciles tipo Ñ...cuántas puede haber?

    ResponderEliminar
  20. Es que le pegaba la maestra con la regla cada vez que se equivocaba...todos somos víctimas...
    Atte/

    ResponderEliminar
  21. A cualquiera se le puede escapar, igual yo también estoy en contra de la RAE, la "Ch" no puede faltar!
    Saludos Dany

    ResponderEliminar
  22. Y muy pronto vendrán por el flequillo de los ñomos! Injusticia!
    Genial texto! Me lo guardo impreso
    Besotes

    ResponderEliminar
  23. siempre me engañas, durante todo el recorrido nunca imagino que lo terminarás haciéndome reír tanto...
    besos

    ResponderEliminar
  24. Un tipo joven Horacio, no?. De haber tenido mis años no hubiera pasado por alto la "ch".

    Fuera de esa conjetura tan policial te cuento que la precisión con la que justamente haces conjeturas y determinas las pistas que te hacen llegar al asesino, me dan un poco de escosor. Pienso, o sos cana o asesino.

    Muy bueno para ir volviendo!

    ResponderEliminar
  25. Esto es para HABLEMOS, me lo mandás para allá? No pude dejar este coment ahí! Gracias!

    jajajaj...pero mire las cosas que suceden mientras una se ausenta unos dias!!! Muy bien, me gusta la creatividad y renovación, es más, entiendo que siendo vos un tipo inteligent has sabido interpretar la demanda de este tipo de espacio y rapidito te arremangaste y te pusiste a trabajar. Bien ahí, dentro de unos meses no te quedarán mas que ojeras!

    Yo soy de las que necesitan un videíto explicativo...pido paciencia también, no por novata claro, es que ya no recuerdo como catzo se hacía hablar a estas pantallitas!

    Te sigo Dany!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una fila que dice ignorar la materia....pero en cuanto se suelten.......uuuuhhhh.....pasate el viernes para la Inauguracion

      Eliminar
  26. Ninguno de los dos estaba preparado par el otro!!! Espero que no bajen la guardia con las Danielas, que despues les toca a las Elenas y cuando llegue a la I me empieza a dar miedo... De 20 dijiste??? Ah no, entonces no corro peligro...

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Y encima seguro que en la ciudad había muchas menos de cien que empezaran con la letra ch. Reivindico la lógica de Horacio, que fue el único al que se le cayó una idea.

    Muy bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Jajaja ¡Muy bueno ese final! Obedecía al antiguo alfabeto.
    ¡Que lo atrapen antes de llegar a la "L", che!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila. Lo agarraron en la H. Hortensia se salvó. Un beso!

      Eliminar
  29. JAJAJJAJA, el asesino se había criado con la lingüística de la vieja usanza jajaja

    Muy bueno Dany.. siempre con relatos policiales tú, no tendrás algo que contarnos, verdat? :O

    Saludos cordobeses a ti!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andabas perdida Córdoba. Me hacés pensar con la pregunta. Nadie está obligado a declarar contra sí mismo. Un beso!

      Eliminar

Comenten ahora o callen para siempre