3/3/12

Volvió una noche

Un timbrazo en medio del sueño es una cosa horrible. Alberto se despertó sobresaltado con malos presagios. Cuando contestó el portero eléctrico estos se disiparon de inmediato y su corazón no podía contener la felicidad. Era Estela. Estela, su obsesión.
La mujer que durante los últimos veinte años había deseado ciegamente. Por eso era mucho más acertado hablar de obsesión que de amor. Había hecho cosas inimaginables por ella. Se había rebajado a sí mismo a un ser patético, enfermizo y obediente. Estela nunca le prometió nada pero supo utilizar en su favor la enfermedad de Alberto. Ella tuvo una vida. Se casó, se separó. Se volvió a casar y tuvo hijos. Fue y volvió siempre. En cambio, Alberto, no. Se quedó paralizado. Esperando. Y en cada vuelta de Estela siempre estuvo para lo que ella desease. Y ella solo deseaba ahogar sus penas. Nada más. El fue una rueda de auxilio para todas sus pinchaduras. Un custodio de sus soledades al que le estaba vedado avanzar. Pero Alberto en estos oasis creía ser feliz aunque solo tuviera que conformarse con escucharla o acompañarla. Cuando ella se lanzaba otra vez a la vida, a él solo le esperaba su soledad, su deseo inconcluso, su realidad vacía de todo menos de  su obsesión.
Subieron a su departamento. Ella lo abrazó largarmente. Llorando y confesándole su amor. Su equivocación de todos estos años. No se iría más de su lado. Alberto le rodeó el cuello con sus manos y comenzó a apretar, ahogándola con lentitud hasta matarla. ¿Quién era ella para venir así de repente y arruinarle su confortable vida de víctima?

57 comentarios:

  1. ufffff......que oscuro que estas.
    Donde quedo lo de dunga duna o muerte???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy luminoso, Tony. Pura luz negra.
      Lo de Dunga o Dunga o muerte......pertenece a mi etapa precolombina. Un abrazo y gracias por pasar.

      Eliminar
  2. Capaz que se le fue un poquito la mano (literalmente)a Alberto; podría haberse conformado con matar su recuerdo.
    Porque amores que matan nunca mueren, dice Sabina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "porque el amor cuando no muere, mata" sonaba en el departamento cuando llegó la policía.
      Tenés razón, se me fue la mano.

      Eliminar
    2. uf...me gustó ese final eh? después de apretar...Porque el amor cuando no mata muere sonaba en el departamento cuando llegó la policía. Maestro de finales!

      Eliminar
  3. Alberto, ¡maldito suertudo! También yo esperaba a Estela...

    Saludos y tranquilos sueños, Dany.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La próxima mejor que espere despierto. Levantarse con ese mal humor no es aconsejable.
      Abrazo!

      Eliminar
  4. jajajajajaajaj... no queda mas que reirse!

    Claro que sí, quien se creen que son esos que vienen a quererte de manera incondicional??...No vaya a ser cosa que se nos cure asi nomás y de un momento para otro la neurosis, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente. Si uno va por la vida llevando como puede sus problemas..¿ porque tiene que venir a aportar las soluciones?

      Eliminar
  5. lo que no me quedó muy claro fue si Alberto se daba cuenta que era el pañuelo lleno de mocos de Estela. Porque a ver, si era consciente de eso y reptía situaciones por masoquiste, le digo que tardó un poco bastante en explotar

    vio? los entripados hay que largarlos porque las consecuencias después son impredecibles

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno.....es el ejemplo perfecto de "hacer las mismas cosas y esperar resultados distintos". Y lo peor es que se había acostumbrado. Un beso!

      Eliminar
  6. Eso, estoy con Alberto, cuando uno se ha establecido en le dolor y la victimización, nadie tiene derecho a quitarnos de allí, mucho menos el objeto, ese objeto tan deseado.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso. Nadie piensa en como va a seguir después....sin objetivos....sin pasiones.
      Abrazo H!

      Eliminar
  7. Pura luz negra, aquí estoy, no como Estela, sino como te lo prometí en mi blog hace un rato, y lo primero que leo es este relato tan bien musicalizado, desde el título ya...!
    Que siga la música!
    Salud y larga vida a la luz negra! esa que nos hace brillar como los dientes, sonriendo, en una discoteca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Diana! En eso pensaba....

      "Volvió una noche, no la esperaba,
      había en su rostro tanta ansiedad
      que tuve pena de recordarle
      lo que he sufrido con su impiedad.
      Me dijo humilde: "Si me perdonas,
      el tiempo viejo otra vez vendrá.
      La primavera es nuestra vida,
      verás que todo nos sonreirá"

      Mentira, mentira, yo quise decirle,
      las horas que pasan ya no vuelven más.
      Y así mi cariño al tuyo enlazado
      es sólo una mueca del viejo pasado
      que ya no se puede resucitar.
      Callé mi amargura y tuve piedad.
      Sus ojos azules, muy grandes se abrieron,
      mi pena inaudita pronto comprendieron
      y con una mueca de mujer vencida
      me dijo: "Es la vida". Y no la vi más."

      Pero la luz negra pudo más y Alberto la mató en vez de dejarla ir.....
      jaja
      Un beso!

      Eliminar
  8. "Serás lo que debas ser o na serás nada..." y dejar el rol era reducirse a la nada misma...

    Yo hubiese hecho lo mismo que Alberto...

    Ahora en cana, un tipo así, va a volver a ser el mismo por muuuucho tiempo, aquella víctima que tanto amaba ser!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que la solidaridad con Alberto va creciendo. Ya le encontramos futuro jaja. Un beso!

      Eliminar
  9. Horror! Soy incapaz de matar a nadie... creo se entiende, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy incapaz de matar a nadie....al menos en la vida real(?) pero.....cuentenos un poco. Llegaría hasta donde?.... Un beso!

      Eliminar
    2. por protagonismo? Mucho menos lejos que Buzz Lightyear, te aseguro. El exceso de protagonismo tarde o temprano te pasa factura. Besos!!

      Eliminar
    3. Estamos de acuerdo, pero no tengo la menor idea sobre el tal Buzz. Es un corredor de F1?

      Eliminar
    4. Jaja! Noooo! es un personaje de "Toy Story". Ya en poco tiempo te vas a conocer ese y muchos otros! ;) Es más, si no tenés 2 TV en tu casa andá comprando o sólo vas a ver dibujitos todo el día :).

      Eliminar
  10. No te tenia derecho de quitarle su rol que tanto había amado.

    jajajaja me dio risa, que patético.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el tipo era una víctima full-time y la querían jubilar. Un beso!

      Eliminar
  11. Es que apenas Estela lo abrazó confesándole su amor, Alberto notó las arrugas, los dientes faltantes, la piel avejentada, la voz chillona y aturdidora, las canas mal teñidas y se dió cuenta que ya no era "su" Estela, esa que vivía en su imaginación hacía 20 años y que hasta hoy no había visto claramente gracias a su obsesión.

    Mientras la sofocaba se miró de reojo en el espejo y recordó con angustia y algo de alivio esa última estrofa "...había en mi frente tantos inviernos
    que también ella tuvo piedad."


    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  12. Bien ahí, Claudia. Ese tango inspira. Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Alberto recogió el folleto de ofertas del hipermercado y eligió un freezer de 250l. Estela ya nunca lo abndinaría (hasta el próximo corte de luz)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ehhh me superás en horror, Ernesto, jaja. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  14. Bien por Alberto! Alberto, corazón, oh, oh!!!
    Che, no quiero hacer apología del delito, pero esta mina era una infeliz. Si bien a Alberto le gusta el rol de víctima, a la otra gaznápida le iba también como anillo al dedo.
    Avisale a Alberto que si necesita un abogado, conozco unos cuantos muy buenos. :)
    Besos fortineros, cuervín!
    P/D: Suerte esta tarde!!! A triufarrrrrr!!!!

    ResponderEliminar
  15. Se necesitan dos. Pero no quiero empezara a creer que las mujeres tomen partido por "el pobre Alberto" jaja

    ResponderEliminar
  16. el desamor es una forma de relación como cualquier otra,
    ¿quién corno le había pedido que lo quiera?
    ...o en la enfermedad hasta que la muerte nos separe.
    excelente!!!!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen punto. Estela suma una a favor. Un beso!

      Eliminar
  17. Bueno, un poco de razón tenía el tipo ... aunque a el también dan ganas de ahorcarlo. Pero la situación de cárcel le dará nuevas oportunidades para su papel de víctima al que tanto se acostumbró.
    un abrazo

    PD: Yo fuí una de las espías que pasó por el bar jajajaa! no entré porque - salvo a ud - no conocía a nadie, me dió nosequé ...

    ResponderEliminar
  18. Pero Any.....la próxima no se escape del bar. Toda gente como uno. Ud era SooongleLovely? jaja

    ResponderEliminar
  19. ... no me banco a los "víctimas"...
    yo haría resucitar a la mina, y que lo mate a Alberto...

    él

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno....podemos hacer dos finales.
      A los que mataría yo son a los once que nos representan en la cancha. Ayyyyyyy no quiero
      volver a la Beeeeeee

      Eliminar
    2. hace un año que me lo veía venir...
      ésto viene muy mal... si me apretás... firmo ya, un lugar en la promoción... todavía puede ser peor...

      Eliminar
  20. En verdad son tristes estos desencuentros (otro tangazo) sentimentales...
    Manipular, dejarse...
    Lamentablemente a veces, nos acomodamos en el dolor para que no sea tanto, en vez de buscar sanarlo. Una vez leí que se lleva el dolor bajo el brazo, como a una radio... (habrá que ver que sintonizamos, no? je!)
    Volvió una noche y, de haber vivido un tiempito más, hubiese vuelto a timbrar.
    Todo cambia, siempre... aunque no te aseguro que para bien.
    Besos derrotados... pero con fe, con fe...

    ResponderEliminar
  21. Genial.
    El mundo está lleno de eternas victimas, que aman serlo...
    Alberto identifica a mas de uno en este momento...
    Faltan 2 días para que empiece el show! :D

    ResponderEliminar
  22. Hay gente que no se ubica en el rol que le toca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que serio, Ato, que serio.

      Eliminar
    2. Mierda, Tigre le ganó a Lanús y Dany me respondió! Con razón el diluvio!! jaja!

      Eliminar
  23. Estelita, le pifiaste, nena, vos te la buscaste, qué querés que te diga, años de calentar la pava y ahora quisiste sacarla del fuego? No, Estelita, error que pagaste caro.

    MUY bueno, Dany!! :)


    J&R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encontré mucha crítica hacia Estela y poca hacia Alberto...tendré que revisar los borradores.
      Un beso!

      Eliminar
    2. dany...
      no te olvides que aparte de matar a los once de San Lorenzo, yo decía que hay que matarlo al flaco...

      él

      Eliminar
  24. Lo más triste es que hay gente que de verdad se aferra a sufrir, con tal de sentir algo...

    ResponderEliminar
  25. Me llamó la atención lo resuelto que fue Alberto, ni una nadita antes? Me dió un poco de impresión te diré, no sé porqué pero me acordé el otro día estando en el balcón a un vecino espiándome, horrible sensación...

    En fin, Estellita que se joda por despertar al demonio dormido!

    Besos,

    pd: a veces me quedo con miedito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno....Axis...vas a tener que poner un toldito en el balcón y dejar de leerme. jajaj. UN beso!

      Eliminar
  26. Es la primera vez que vengo por aquí. Lo que mas me gustó es que me causó gracia en vez de pena... cosas raras que a uno le pasan... un día de estos vuelvo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida. No tan raras.....no tan raras. Un beso!

      Eliminar
  27. Buena reflexión. Siempre es más fácil vivir de víctima que poner las cosas sobre la mesa y arriesgarse a perder o a ganar, a ser aceptado o rechazado fatalmente. O, por qué no, a ser victimario...

    ResponderEliminar
  28. muy bueno, y es cierto, hay gente que se instala eternamente en el papel de víctima y vive una vida sufriendo, pero de alguna manera, en ese "ser victima" está su identidad, por eso a veces no aceptan a algo o alguien que lo saque de esa posición.

    ResponderEliminar
  29. Ato....vino ADN poné los fideos!!!!!

    Esa posición no aceptan cambiarla así nomás. Reconocerse en esas circunstancias es un proceso doloroso.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  30. Hay gente que no soporta los cambios, aunque sea a mejor... terrible relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Comenten ahora o callen para siempre