26/3/12

Plan B

A lo largo de su vida Mariano había desarrollado una obsesión severa:  estaba decidido a eliminar el factor sorpresa o al menos generar una serie de alternativas que lo atenúen. Detestaba profundamente no estar preparado para las contingencias, digámoslo más sencillamente: a no tener un "plan B". Con el correr de los años esta obsesión le consumía tanto tiempo que lo fue marginando socialmente. El tiempo que la mayoría de nosotros utiliza para mirar fútbol, tener sexo o comer alfajores a Mariano se le iba en preparativos. No fue sorpresa para sus conocidos cuando a partir de determinado momento siempre se presentaba acarreando un bolso bastante voluminoso. Según él, contenía una serie de cosas imprescindibles para tener una jornada en la ciudad sin contratiempos.
Un lunes Mariano salió bastante tarde del trabajo, con su famoso bolso a cuestas, y tomó la línea B del subte rumbo a Chacarita. Absorto en sus pensamientos no se dio cuenta de que era el único pasajero. De pronto el subte se detuvo y las luces se apagaron. A tientas abrió su bolso y sacó una potente linterna. Caminó por dentro de la formación y se percató de su soledad. Pero estaba preparado. Llegó hasta el primer vagón y descendió a las vías. Abrió el bolso y sacó un par de zapatillas confortables y guardó los zapatos. Sonrió y comenzó a caminar. Le extrañaba la inclinación del terreno. Una nube de mosquitos lo envolvió. Abrió su bolso y tomó un repelente que roció por su cuerpo. Palomas y mosquitos, dos plagas para las que, en Buenos Aires, hay que estar preparado. Sintió sed y un leve dolor de espaldas. Abrió su bolso y tomó una botella de esa bebida que toman los corredores y una cápsula de ibuprofeno. El líquido no estaba frío pero le sirvió. Comenzó a transpirar copiosamente. Se sacó la corbata y la camisa y las cambió por una remera liviana que obviamente llevaba en el bolso. Y así siguió caminando por horas, sorteando todos los obstáculos que se le aparecían. Se sentía como un poseído deseando que las cosas se le complicaran para demostrar que él saldría airoso de cualquier situación. Y se le complicaron.
Comenzó sintiendo un intenso olor a azufre y luego un escalofrío por la espalda. Y de pronto a unos metros divisó claramente al diablo. Un diablo amenzante que se acercaba lentamente. La suerte para cualquier mortal estaría echada, pero no para Mariano. Con actitud desafiante abrió el bolso y extrajo una caja de madera. El diablo la miró con sorpresa. De la caja, Mariano extrajo un crucifijo.

El martes Mariano fue a trabajar normalmente, si se puede llamar normalmente a ir acompañado de un bolso tan desproporcionado. En el infierno, muchos días después, continuaban las risotadas del demonio.
-Mejor que boludos como éstos se queden arriba- afirmaba.

65 comentarios:

  1. Me parece que me estoy ablandando. Todos a salvo.

    ResponderEliminar
  2. Buena estrategia la de Mariano, la voy a tener en cuenta, Dany, desde mañana me verás con un bolsón. ¿Crees que me va a servir si tampoco quiero ir "arriba"?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hay que sorprenderlos primero, Humberto. Sino...estás "en el horno". Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. En un momento pensé que estabas hablando de Indiana Jones!!! Me mataba de risa y pensaba en la de gente que tiene la patología de tu Mariano.
    Pensar que yo ando por la vida, olvidando cosas... Bah, en definitiva todos vamos a parar al mismo lugar. O no?
    Jajajaja!!! No te estás ablandando, estás transitando otros relieves! Merde, que los 46 me pusieron filosófica!!!
    P/D: De futbol NO SE HABLA. OK?????
    Podemos perder de locales a los 44´del segundo tiempo con Newells?????? Me cache!!! :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los 46 te ponen filosófica....dentro de diez....vas a ver......te convertis en inimputable. Un beso!

      Eliminar
  5. Nuestro presidente se llama Mariano (No me parece un nombre de presidente y no sé por qué) no tendrá nada que ver ¿verdad?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si ese Mariano tiene un plan B.....
      me parece que salvo ajustar......
      Abrazo!

      Eliminar
  6. Mierda, ando por la vida con un bolso tan grande como el de Mariano y acabo de darme cuenta que nada de lo que tengo adentro sirve para nada... A menos que el diablo sea mujer y se cope en compartir mis maquillajes y boludeces de minita!!!!!! Eso sí, si voy de falda, siempre llevo un par de medias de repuesto, por si se corren, viste... ESO ES SER PREVISORA!!!!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos bolsos si que se merecen una disección en blog. A ver quien se anima. Un Beso!

      Eliminar
    2. Agenda (no sé porque, pero tamaño baño), 1 portacosméticos, otro similar pero botiquín (repuestos íntimos, aspirinas, preservativos, gel lubricante, pañuelos descartables, alcohol en gel, cepillo y dentífrico), perfume, medias, ropa interior (por si me dan ganas de no volver a dormir a casa), teléfonos celulares (2, uno personal y otro laboral), cepillo de pelo y mil boludeces para atarmelo, anotador y varias lapiceras, llaves (de mi casa, de la casa de mi vieja, de la casa del Novio y del auto), alguna barrita de cereal, anteojos de leer, anteojos de sol, cables cargadores (de los dos teléfonos y de la netbook), la netbook, tapitas de gaseosa y agua (cada tanto hago la descarga en alguna farmacia, es por lo del Garrahan viste), en este momento no encuentro nada más, lo tengo todo arriba de la cama al mejor estilo CSI... No digas que no soy valiente!!!!!!!

      Eliminar
    3. SOS MUUUY GUACHO!!!!!! Y ES CARRRRRTERAS!!!!!!

      Eliminar
    4. Solucionado! Si te compromete o te disgusta .......en un mes lo saco. Siempre serás recordada como la primera en abrir su cartera jajaj. Espero que se prendan algunas damas más.

      Gracias!

      Eliminar
  7. Un tío bien preparado éste jeje No todos vivimos tanto en el mañana pero tal vez sean los dos extremos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habra que buscar algún equilibrio para no andar soportando pesos ni andando desnudos. Abrazo!

      Eliminar
  8. No sé, a mi me parece que cuánto peor le va a San Lorenzo mejor escribís, ché. Ni quiero imaginar lo que va a ser lo tuyo si se llegan a ir a la B. Eso sí cuando te estén entregando el Nóbel de Literatura, yo estaré en el auditorio gritándote: CUERVO CANICHE!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos dicen que la mejor literatura nace del sufrimiento, en eso está acertado, señor Ato.

      Eliminar
    2. Bueno...desde que abrí este espacio.....nos va como el culo. Veré que me conviene.

      Eliminar
    3. Entonces prefiero escribir como el culo!

      Eliminar
  9. Y al primer boludo que me pregunte: "Mister, cuervou es un pajarou y caniche es un perrou, mi no entender" lo emboco.

    ResponderEliminar
  10. Ah, y obvio que va a Mejores Cuentos Caniche!!! jaja!!

    ResponderEliminar
  11. En el infierno también hay derecho de admisión, jeje! genial! =)

    Abrazos cuervo!!!

    ResponderEliminar
  12. hay que sacars el sombrero, don dany.
    aplauso y abrazo!
    f

    ResponderEliminar
  13. Gracias F! Lo esperamos alguna vez en el chat!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya dijo que no lo dejan salir de noche :(

      Eliminar
  14. Jajaja soy de esas personas, no llevo taaaaantas cosas pero si me preparo demasiado... para cosas malas, no buenas. :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen punto. Para las buenas habrá que estar preparado?
      Un beso!

      Eliminar
  15. jajjaaa que bueno! me encantó!
    no sé qué haría si me encuentro con el diablo... tengo la cartera llena de papelitos y algún que otro sobrecito de mayonesa de mc donalds.

    besos

    ResponderEliminar
  16. Depende si viene "la otra fuera de vos" seguro que se lo fagocita con tridente y todo jajaj.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Esta bueno dejar cada tanto a todos vivos. los lectores no se esperan eso nunca.

    Muy buen cuento.


    Abrazo grande Dany.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajja. Es cierto. El final sopresa donde nadie muere en mis relatos. Abrazon!

      Eliminar
  18. Ése hombre es un pelotudo, permitame voce opinar.
    Se le va la vida buscando los zapatos en vez de caminar. Gente precabida, que se muden a una burbuja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le permito, Cordoba. Ese es el punto justamente....la vida que se pasa en cosas que no son vivirla. Un beso!

      Eliminar
  19. estuvo bueno, Dany... hace rato que, a pesar de que quisiera poder hacerlo, ya no intento tener todo bajo control... hay cosas... muuuchasss cosas que van a suceder más allá de lo que uno pueda planificar...
    Alguna vez, mencionamos a Woody Allen y Match Point, alguna vez hablamos del azar y lo aleatorio... entender que no puedo tener todo bajo control, me ayudó a vivir mejor... (y los que me rodean también viven mejor... jajaj)
    Muy buena la convocatoria a que las damas abran sus carteras... pero cuando ella abra la suya vas a tener que poner otro monitor, porque con uno no va a alcanzar para leer (pesa más que mi mochila, y en mi mochila va la notebook y el cargador..)

    él

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo mismo en algún momento intentaba cosas parecidas. Pero es una mochila tan pesada que te paraliza.
      Esperamos por la cartera de "ella".

      Abrazo!

      Eliminar
  20. Hacía tiempo que no te leía... pero tus razonamientos y deducciones siempre mejoran.

    No soy previsora, imposible. Bien es cierto que con la edad (estoy a punto de caer sobre los 40 jaja, motivo suficiente para ser más cautelosa y recelosa...), voy mejorando (ya llevo cepillo de dientes y pasta dentífrica para un día a la semana que como en el trabajo), pero no alcanzo a ser un Mariano.

    Este hombre mostraba poca inteligencia? una persona que resuelve los imprevistos con rapidez y espontaneidad me resulta admirable, por ser despierto e ingenioso, tal como lo eres tú :))

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No trates de alcanzarlo......el poder resolver los imprevistos de esa forma termina siendo una carga pesadisima, jaja.

      Gracias!

      Un beso!

      Eliminar
  21. Ahhhh,pero,¿cómo en el infierno no hay un selecto (?) espacio para que se desparramen los boludos? ¬¬
    jajajjajajjaja

    P.D.:Si especímenes como estos se quedan entre nosotros,estamos al horno y sin fritas... ://

    BESOS SIN PREPARATIVOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual estamos al horno.....jaja.

      Esperamos por el desguace de tu cartera!

      Un beso!

      Eliminar
  22. A mi me dejó pensando porque nada de lo que llevo en la cartera me serviría para salvar todos los obstáculos de esta situación. A lo sumo alguna curita para las ampollas que saldrán de tanto caminar.

    Mi inventario:
    Agenda llena de papeles varios, folletos, tickets, facturas, etc. que aumentan su volumen al doble; estuche para maquillaje que no uso nunca (pero por las dudas); botella de seven up; estuche con algodón, toallitas, curitas, sertal, ibuprofeno, alicate, tijera, pincita de depilar, gomitas del pelo, muestra de perfumes, entre otros; estuche muy pintoresco con cepillo y dentífrico minis; un envase redondo donde venían los rollos de fotos con agujas, hilos, botones y ganchos varios; billetera abultada (no por los billetes sino por los carnets, almanaques, tarjetas varias -no las de crédito- y fotos familiares); portadocumentos con documentos del auto; portadocumentos con las -ahora sí- tarjetas de crédito; ooootro portadocumentos con los carnets de San Lorenzo y Chicago (¿para quééé?? ¿por si deciden jugar un partido sorpresa???); anteojos de sol, llaves del auto y de casa, 2 perfumes, crema de manos, panuelitos de papel, teléfono, cable usb del mismo y auriculares, cigarrillos y encendedor (no fumo durante el día, pero por las dudas ¿?); peine, monedero chiquito lleno de monedas (ando en auto pero si tengo que tomar un colectivo además de la tarjeta SUBE necesito 30$ en monedas POR LAS DUDAS; 4 lapiceras (he llegado a andar con una mini-cartuchera) y para terminar un caracol tipo logo de shell que me regalaron hace años porque daba suerte y en fin, ahí anda el caracol.

    ResponderEliminar
  23. Impresionante.....cuando termine de revisar la cartera de la Novia....pongo la tuya. jaja. Un beso Claudia!

    ResponderEliminar
  24. Nada peor que cruzarse con él...

    MUY BUENO, un cuento escalofriante!

    Beso!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno en este caso.....aunque nadie le crea se puede decir que zafó del diablo. Los motivos verdaderos mejor que no los sepa. Un beso!

      Eliminar
  25. genial Dany y no, no se está ablandando. Mi cartera está acá: http://ponetelosanteojosquetenes40.blogspot.com.ar/2010/11/la-caja-de-pandora.html

    ResponderEliminar
  26. Estoy aprendiendo eso de no pensar que puedo llevar el control de las cosas, esa manía de pensar que puede estar en mis manos cambiarlas o que salgan bien, para mí y para otros...

    En cuanto a carteras me mataron las de La Novia y la de Claudia por dios!!!!!
    Reconozco que no ando con carteras pequeñas y cuando trato está que explota y parece una pelota de futbol!
    En la mía llevo menos cosas, tales como: agenda (como Claudia, guardo de todo ahí, recetas, boletas, postales, etc) billetera lo mismo, guardo tickets de toda clase, no sólo actuales si no de años anteriores, fotitos, tarjetas, monedas (tipo $20 pesos en monedas de 0,50) obviamente que tampoco me cierra, ninguna billetera me cierra en realidad... alguna vez me han cargado porque guardaba unas indicaciones de una médica que vino a casa, era una prescripción de hacía cuatro años atrás al menos, es más, la guardé en la cocina, un día me tocó la misma médica y se sintió emocionada cuando le mostré lo que había guardado por años (eran los cuidados ante una gastroenteritis), después de eso puede haber algún cable usb, el cargador del celu, la pocket, distintos medicamentos, maquillaje, algún libro, mp3, llaves, desodorante, toallitas, pañuelitos de papel, pendrive, birome, lápices sin mina, las minas están en el botiquín del baño (las encontré el otro día) lentes para el sol, credenciales, homeopatía también... bastante tranqui...

    Besos Danyyyyy!!!

    ResponderEliminar
  27. A veces el diablo se ve obligado a apersonarse y comprobar por sí mismo la dimensión de algunos boludos anónimos e ilustres. Hay gente que puede llegar a límites insospechados, y no está de más esa comprobación.

    Muy bueno lo suyo.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente el comentario de Yoni, me quitó toda palabra, es un +1 y ahorro teclear.
      Besis!

      Eliminar
  28. si queres,yo te abro mi cartera. Es muy feo lo que hay alla. A ver;plata suelta, (no acomodada en la billetera, como 7 billetes de cien y plata chica todo mezclado (no me gusta salir sin plata nunca) la sube, remedios adentro de una pequeña cosa bivalba que me regalaron, como una ostra. Anteojos de leer sin el coso para ponerlos, sueltos, dos sobres de pañuelos carilina empezados, un pequeño monedero lleno ¡lleno! de tarjetas de debito,de credito y de compra, de la obra social, etc. Un libro, una agenda (si, una molekine) No llevo ni peine, ni cosmeticos ni ninguna cosa femenina ¡ya no necesito tampones! A veces, cuando amerita, llevo papeles de trabajo, tambien sueltos. Y alguna vez un pañuelo de tela de hombre, porque me gustan los pañuelos de tela y tambien un perfume caro que me regalo un paciente y que es de bolsillo,como un tubo de dentrifico y las llaves (1) de mi casa. Me arregle para no tener las llaves de ningun lado, he delegado eso. El celular en el bolsillo de la cartera (nunca lo escucho) y los sellos profesionales. Todo todo suelto. Revuelvo cuando busco algo como un viejo feriante en el bolsillo del delantal. ¿no te da lastima esta descripcion?

    ResponderEliminar
  29. Si el sulfuroso no miente y al infierno no acceden los muy boludos, caramba, no sabe el peso que me quita de encima saberlo...

    Abrazo, Dany.

    ResponderEliminar
  30. Vine ayer y anteayer a dejarte comentario, y me salia un cartel, que no se que (mierda) me decia y no me dejaba el comentario. Yo creo a esta altura que le caigo muy mal a Mariano, que se vaya al cielo y nos deje en paz en el infierno, je.

    Y si este no queda, incendio blogger.
    Un beso.
    He....

    ResponderEliminar
  31. solo imaginarlo cargando semejante bolso creo que la palabra pelotudo queda deslucida...

    besos





    y si, blogger esta haciendo de las suyas otra vez!

    ResponderEliminar
  32. Paso a abrir mi cartera… , que siempre es grande y resistente (no piensen mal…)
    Él no entiende cómo hago para viajar a todos lados con tanto peso.
    Bolsillo chico exterior… ahí están, siempre, el celular, las llaves de la casa de él y la SUBE y, de vez en cuando, monedas y una prolija lista de cosas pendientes que no deben dejar de hacerse… (me olvido de todo, soy muy colgada), y una o dos biromes.
    Adentro, hay cosas invariables, como agenda, con los turnos de los pacientes, y mil y un papelitos (más listas con cosas para hace… recetas por si alguien me pide algo), fotocopias de documentos y recibos varios, como los de sueldo).
    La billetera, de ser posible con cambio, y billetes de cien, tarjetas mil… la del prepago médico, la de débito y las consabidas de librerías, supermercados, la nación, de taxis, restaurantes, carnets de mis hijos del prepago médico, el carnet de San Lorenzo (si no lo menciono, me tengo que separar…), etc...y las fotitos de mis dos hijos y varias de él.
    Algo que nunca falta es algún libro por las dudas me embole viajando o esperando… actualmente de filosofía o de historia del arte, alguna cosa que imprimí por si quiero releer algo de psicoanálisis y alguna libreta, que rehago permanentemente, con la que organizo el trabajo del hospital, porque soy olvidadiza…
    Además, el sello, un bolsito con infinidad de cosméticos, otro bolsito con alguna crema, perfume, desodorante, carilina, cepillo de pelo, resaltador para los libros, gotas para los ojos y algún ibuprofeno.
    Otra billetera con las tarjetas e innumerables tickets y boletas, la mayoría inútiles por viejas… y en otro bolsillito más tarjetas, el dni, un pendrive, mp3 y los auriculares.
    No hay que olvidarse que con élsomos ”itinerantes”, cada uno tiene su casa y sus hijos con los que vive y vamos rotando de casa según el día, por lo que según la época del año la cartera es depósito de ropa interior y abrigos, y mis llaves por supuesto… ahhh me olvidaba de un sobre plástico con cupones de descuento de todo tipo, más recetas, tarjetas con los datos de pacientes y los anteojos... seguro que me estoy olvidando de un montón de cosas
    UFFF me cansé de tanto escribir…

    ella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿viste dany...???
      el detalle de la cartera de ella es más largo que el post...!!!
      ya te había dicho... pesa más que mi mochila, y en la mochila van la notebook y el cargador...
      de todos modos, se le perdona, porque lleva el carnet de San Lorenzo...
      un abrazo

      él

      Eliminar
    2. A la pelota! Que no se encuentre con el diablo porque seguro le tira con gas pimienta.
      Lunes.....poco ánimo de hablar de San Lorenzo.

      Eliminar
  33. Ahora entiendo por que hay tanto boludo en la tierra! Una injusticia, la cosa debiera estar más repartida.
    Mi cartera, llena de boludeces, jamás me serviría para afrontar alguna dificultad como las sufrida por este boludo mayúsculo, aunque posiblemente como a el a mi también me devuelvan.
    Y bueh...me tendrán que soportar un tiempo más.

    Muy buen cuento Dany!

    ResponderEliminar
  34. Si, es como el viejo "pan y queso" para elegir equipo......y a los boludos no los quiere nadie.
    Ahora que lo decís.....no seré uno yo también...?

    ResponderEliminar
  35. Ahhhh.... Siguiendo tu razonamiento, tamos salvados. Del infierno al menos.
    Buen txt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo que el cielo ya no es lo que era. Abrazo Camilo!

      Eliminar
  36. Que me lleve el diablo, pero no uso cartera. Sólo los días laborables ando con morral donde va la notebook, la agenda, el celular, lapicera y carpetas varias. Eso si, con lo que pesa le pego un carterazo a alguno y lo dejo knock out.

    ResponderEliminar
  37. Ventajas de vivir en Pehuajó! Un beso!

    ResponderEliminar
  38. Por tu constancia en tus siempre interesantes relatos te he elegido blog liebster: http://bartwritesit.blogspot.com.es/2012/04/liebster-blogs-interesantes.html

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Muy bueno, Dany. Me gustó mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  40. Me copé tanto con las cosas de la cartera de LA NOVIA que olvidé qué iba a comentar del post!
    Antes era así de previsora, pero me asaltaron un montón de veces y opté por llevar lo justo.
    También me embolaba el hecho de que te tienen como la "a esta se le puede pedir de todo" y tus compañeros de laburo terminan por no llevar nada xq saben que con vos safan.
    En una palabra, me harté (bueno dos).

    ResponderEliminar

Comenten ahora o callen para siempre